¿Qué es propósito de un negocio?

El propósito es la razón del porqué hacemos lo que hacemos.

Tener un negocio que no tiene nada de propósito en el 2018 fallará.

Esto ha llevado a un profundo cuestionamiento masivo sobre como se mantiene un sano balance construyendo negocios con propósito a partir de vidas con propósito.

El ¨porqué¨

Simon Sinek habla en el mejor Ted de todos los tiempos sobre su filosofía en el concepto de como encontrar el ¨porqué¨ (Why). Su principal takeaway es que el dice que si un negocio o empresa no surge de una filosofia de vida y fortalezas claras no triunfará en el entorno actual. Esta charla además nos explica que para poder establecer un crecimiento exponencial, la empresa debe tener un solidísimo sistema de valores. Su filosofía se inspira en entender que nos motiva y nos mueve a desafiar lo imposible llegando a crear soluciones de verdadero valor.

Para ejemplificar como este ¨why¨ además cambia el mundo, explica la teoría del desarollo de Apple, quién es un gran ejemplo de un cambio completo a una industria. Empresas como Apple logran tener un ¨porqué¨tan inspirador que las personas compran no ¨lo que hacen¨, sino el ¨porqué lo hacen¨. Simon Sinek inventó el círculo dorado donde el porque, el como y el qué nos dan un giro total a la visión de negocios y propósito. 

Esto no es algo nuevo

Espiritualmente hablando, muchísimas personas hablaron sobre el concepto de vidas con propósito mucho tiempo atrás, pero había sido muy difícil transmitir este concepto a los negocios. Generalmente los negocios se han visto como algo superflúo o que no responde a sentimentalismos. De hecho muchas personas utilizan frases como ¨business are business¨desvalorizando la relación humana que precede la creación de un negocio.

El crecimiento de la industria creativa (productos y servicios basados en propiedad intelectual), ha permitido que cambie dramáticamente el horizonte de los negocios.

Nuestra comunicación ha cambiado y es mayormente virtual. Los productos que antes comprabamos sin dudarlo de grandes corporaciones han perdido valor para los millenials (quiénes son los grupos con poder de compra activo). Un negocio o marca debe inspirar, pero sobre todo capaz de compartir su propósito con su comunidad.

Sheryl Sandberg es una de las CEO más poderosas del mundo, actualmente a cargo de Facebook. 

¿Qué cambia esto?

En un mundo donde la mayoría de los grandes negocios que tenemos a nuestro alrededor están formados bajo la premisa de ¨dog eat dog¨* es extraño hablar de propósito. Las grandes economías del mundo están basadas en modelos clásicos donde parece haber ¨una sola manera¨ de hacer las cosas y son comandados por CEOs que incluso se ven físicamente iguales (como dice Sophia Amorouso ¨hombres blancos en traje en salas de conferencias¨).

El valor de hablar del propósito es que de repente, cuando hablamos de negocios iniciamos por la diversidad: de identidades, de ideas, de personas. Esto permite establecer todo un nuevo sistema donde hay espacio para desarollar no solo nuevas industrias (Exhibit A: Sillicon Valley) sino cambiar dramáticamente la manera en que las industrias existen.

Empresas como AirBnB destronan a los más grandes hoteleros sin tener ni un solo local, o Uber sin autos. La lista es realmente extensa y podríamos incluso mencionar algunos negocios nacionales que no paran de sorprendernos.

Sophia Amoruso es la fundadora de Nasty Gal, así como de la ideología de #girlboss la cuál busca reestructurar el concepto de éxito y aumentar la visibilidad femenina en los negocios. 

¿Cómo comenzar?

Lo primero es entender que un negocio con propósito se concentra en solucionar un problema y ese problema lo tienen personas reales, osea es human-centric.  Lo primero es partir de ¨a quién¨ le vamos a hablar, que vidas vamos a impactar y como.

No solo se vale soñar, por lo que es importante pensar en como tendrá rentabilidad. Si el negocio no genera, no es un negocio. Así que la base debe ser una rentabilidad responsable, ligada a un propósito que alcance grandes grupos de personas.

El factor más importante en este punto es no quedarse en el quiero y de lo contrario comenzar a actuar hacia el puedo o incluso llevarlo hacia la realidad. El tener un propósito nos brinda un super poder y que es que perdemos el miedo a partir de nuestras fortalezas y avanzamos con el norte claro.

*Esta es una frase comunmente utilizada en inglés para describir un canibalismo simbólico en todas las áreas incluyendo los negocios. 

 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *